Salimos de Renedo de Cabuérniga en dirección a Saja para recorrer parte del GR 71, el sendero de la Reserva del Saja. A los pocos metros pasamos por delante de la pista que asciende al collado de Zarceillo, que será por donde bajaremos dentro de unas horas de vuelta al coche. Medio kilómetro después de pasar el centro de interpretacion del Parque Natural Saja-Besaya nos desviamos a la derecha para coger la pista que asciende desde la zona conocida como Mina Lápiz hasta las brañas de Bucierca y el collado de Brañalengua. Son 7'5 km en los que se superan 600 m de desnivel.

En el collado de Brañalengua acaba la pista y empieza un tramo de poco más de un kilómetro en el que iremos siguiendo un camino muy pedregoso, por el que es difícil circular con la bici. De hecho, en buena parte de este tramo se rueda mejor yendo por fuera del camino, un poco por encima. 

En la braña de Carracedo cogemos la pista que desciende hacia Tudanca, pasando por el prao concejo. En poco más de seis kilómetros, tras un rápido descenso, estamos en Tudanca. Cruzamos el pueblo y, justo antes de la última casa, nos desviamos a la derecha para coger el Camino Real en dirección a Rozadío.

Esta primera parte del Camino Real, desde Tudanca hasta el puente de Sarceda, son cinco kilómetros con tendencia descendente, aunque con cortas rampas que nos hacen coger algún pequeño calentón. La mayor parte es ciclable, pero en algunas zonas el barro o las piedras pueden hacernos echar pie a tierra.

En el puente de Sarceda barajamos tres opciones: seguir por el Camino Real, aunque no tenemos claro en que condiciones estará; subir a la carretera de Piedrasluengas y bajar cómodamente hasta Roazadío; o coger la pista que sube directamente hasta el collado de Zarceillo. Optamos por seguir el Camino Real ya que de momento no tiene mala pinta, a pesar de que tenemos que estar abriendo y cerrando portillas de vez en cuando para cruzar fincas. Sin embargo, al poco rato las portillas se convierten en rústicas empalizadas de palos y cuerdas que tenemos que saltar con las bicis a cuestas. Finalmente, a poco más de dos kilómetros del puente de Sarceda y despúes de un tramo de unos 800 metros al lado del río Nansa en el que las bicis casi no tocan el suelo, decidimos cruzar por un puente y subir a la carretera de Piedrasluengas.

Bajamos rápidamente los cinco kilómetros que nos separan de Rozadío, reponemos fuerzas y afrontamos la última subida del día. Es una pista muy amplia, casi una autopista, que se sube muy cómodamente. Después de algo más de siete kilómetros de longitud y 600 m de desnivel llegamos al Collado de Zarcedillo. Solo nos queda bajar directamente a Renedo por la famosa pista del Negreo, el ascenso con el que los organizadores del Soplao torturan a los participantes en esta prueba cuando ya les queda poco para acabar. La primera parte del descenso hay que hacerla con tranquilidad porque el firme es muy malo, con mucha piedra suelta. La segunda parte se hace mucho más rápido, ya que mejora el firme y la pendiente aumenta.

DATOS DE LA RUTA

Longitud: 53 km.

Desnivel de ascenso: 1660 m.

Track de la ruta

Pin It

Galerías Fotográficas

Galerías fotográficas

Aqui puedes ver las fotografías de algunos de nuestros socios.

Eduardo Rucandio
Luis Felices